martes, 6 de septiembre de 2011

"Las condenas a Colombia no son culpa de los defensores sino de los violadores de los DD.HH."


La Comisión Colombiana de Juristas rechazó las denuncias del senador Manuel Virgüez, quien dijo en el Congreso que un exfuncionario del Gobierno estaría usando información privilegiada para demandar al Estado.

Revista Semana, Lunes 5 Septiembre 2011

Foto de Guillermo Torres. Revista Semana
El nombre del abogado Camilo Mejía se hizo célebre la semana pasada en el Congreso. El senador Manuel Virgüez (Mira) denunció que el jurista, tras haber trabajado con el Gobierno en la defensa jurídica de la Nación en estrados internacionales, ahora se dedica a demandar al Estado en la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) e insinuó que en su nueva labor “estaría utilizando información privilegiada” que conoció en su época como funcionario.
Virgüez, quien adelantado una investigación para demostrar que la defensa jurídica del Gobierno es “paupérrima”, mencionó el caso de Camilo Mejía además para demostrar la controvertida tesis sobre la existencia de una “puerta giratoria” o incluso de un “cartel” dedicado a demandar al Estado.

Las afirmaciones del senador del Mira fueron rechazadas por la Comisión Colombiana de Juristas, lugar donde trabaja el abogado Mejía, quien presentó varias demandas contra el Estado por violación de derechos humanos.  

El director de la CCJ, Gustavo Gallón, dialogó con Semana.com y controvirtió las denuncias que contra un miembro de su organización se hicieron en el Congreso de la República.

Semana.com: El senador Manuel Virgüez dice que uno de los abogados de la CCJ, exfuncionario del Gobierno, estaría utilizando información privilegiada para demandar al Estado. ¿Cómo recibe esa denuncia?

Gustavo Gallón: Lo insinúa un senador en forma temeraria. El doctor Camilo Mejía es coordinador de litigio internacional y trabajó con el Gobierno, pero en la CCJ tenemos muy claras nuestras obligaciones éticas y los deberes legales en el ejercicio de la profesión de abogado que establece el código disciplinario, por consiguiente, desde su vinculación con la Comisión acordamos con el doctor Mejía que no tendría ninguna intervención en los casos que conoció como funcionario del Gobierno. Eso se ha cumplido escrupulosamente.  

Semana.com: ¿Cuáles son los casos en los que Mejía se apartó por su anterior trabajo en el Gobierno?

Gustavo Gallón: Son dos casos que se refieren a sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que se encuentran en la etapa de cumplimiento: la masacre de Pueblo Bello y el caso de los 19 comerciantes. El Gobierno no ha cumplido plenamente esas sentencias, faltan varias órdenes.

Semana.com: ¿Cómo se vinculó Camilo Mejía a la CCJ?

Gustavo Gallón: Él entró en la Comisión para un cargo que no era litigioso. Lo hizo como investigador. Luego se fue a adelantar un posgrado en Estados Unidos, allí pasó a trabajar en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y en julio pasado se vinculó a la Comisión.

Semana.com: ¿Considera ético que un exfuncionario del Gobierno se ocupe de demandas contra la Nación?

Gustavo Gallón: Desde cuando él se vinculó, manifestó que tenía impedimento para actuar en unos casos que había conocido, tal como corresponde de acuerdo con las obligaciones legales y éticas de la profesión. Desde su inicio convenimos que se abstendría de participar en determinados casos. Somos respetuosos de esos principios, no hace falta hacer trampa para que el Estado colombiano sea condenado por gravísimas violaciones a los derechos humanos como ha comprobado la Corte Interamericana, que ha proferido once sentencias contra la Nación.

Semana.com: ¿Pero el hecho de que Mejía haya conocido la estrategia de defensa de la Nación no lo considera una estrategia a favor para ganar las demandas impuestas contra el Estado?

 Gustavo Gallón: La estrategia de defensa del Estado no es un misterio porque se conoce en cada caso y nosotros, como actores, estudiamos y trabajamos al respecto. Pero además la estrategia del Gobierno no es una sola, ni única ni inmodificable, porque depende mucho de quién represente al Estado en cada caso y el Gobierno ha contratado a distintos abogados de renombre en diversos casos, en cada uno de ellos desarrollan una estrategia de defensa diferencial. No hay, en ese sentido, nada especial que alguien que haya trabajado con el Gobierno hace cinco años hoy nos pueda aportar en ese tema.  

Semana.com: Virgüez asegura lo contrario y considera que esa puerta giratoria es inconveniente para el Estado ante posibles condenas...

 Gustavo Gallón: El senador, en vez de señalarnos como enemigos, debería por el contrario reconocer la importancia de las decisiones de la Corte en relación con casos aberrantes en los que Colombia ya fue condenada. Así que la culpa de que el gobierno colombiano sea condenado internacionalmente no se debe a los defensores sino a los violadores de derechos humanos. En consecuencia el senador Virgüez, como servidor público, debería dedicar sus esfuerzos a actuar contra estos últimos si realmente pretende, como lo deseamos todos los colombianos, ahorrarle dineros al Estado y contribuir a la construcción de una sociedad civilizada donde se respete la vida y la dignidad de las personas.

Semana.com: El senador Virgüez también insinúa la existencia de un cartel para demandar al Estado. ¿Qué le responde?

 Gustavo Gallón: El calificativo que nos da de ser un cartel es absolutamente inaceptable puesto que no somos una organización criminal. Lejos de ello. Somos una organización con estatus consultivo ante Naciones Unidas y la OEA. Eso quiere decir que nos hacen una inspección permanente de nuestra actividad y estas contrastan notoriamente con la opinión de una persona que ni siquiera se ha tomado el trabajo de acercarse a preguntarnos directamente en qué consiste lo que hacemos. El senador y la opinión pública deben tener en cuenta que hemos sido objeto de una intensa persecución ilegal por parte del DAS durante los años anteriores cuyo resultado es que nuestras actividades son totalmente legítimas y apegadas a la ley.

 Semana.com: Ha calificado de temerarias las afirmaciones de Virgüez. ¿La Comisión estudia interponer alguna demanda contra el senador?

Gustavo Gallón: El senador tiene inmunidad y está abusando de ella. Lo correcto es que si tiene información, presente una prueba. Es posible que le pidamos formalmente que nos indique cualquier fundamento que tenga para hacer sus afirmaciones, y en caso de que no tenga ese fundamento, le pediremos que rectifique como corresponde a una persona responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada